Con otra mirada...

Una de las cosas que me ha permitido el trabajar como educador social (con menores y familias en situación de riesgo, con personas sin hogar; tanto en el mundo asociativo como en recursos de protección a menores y apoyo a las familias) es conocer a un montón de gente maravillosa.

Con este blog quisiera abrir una ventana desde donde podáis asomaros al horizonte que se alcanza a ver desde aquí.

Habrá un espacio para la reflexión, personal y profesional, en una profesión donde se hace mucho pero poco se refleja por escrito. Habrá un espacio para la formación, con el ánimo de compartir lo aprendido en estos años de andadura y abrir juntos nuevos senderos. También para las lecturas, relacionadas directamente o no con la intervención educativa y social.

Pero sobre todo será un lugar privilegiado para compartir encuentros y experiencias en esta tarea apasionante de mejorar el mundo siendo mejores en el oficio de ayudar a otros a mejorar sus vidas.




Emolab

10 de noviembre de 2012

Perfiles del educador


Como es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio, propongo un pequeño ejercicio de autoexamen para revisar y mejorar nuestra propia práctica educativa.

Sabemos que para que una intervención socioeducativa sea eficaz -mucho más importante que la teoría de referencia o el modelo de intervención- es el tipo de interacción que se establece entre el educador y el usuario o cliente.

Se pueden distinguir -un poco irónicamente- estos perfiles de educador:

A) El paternalista. Es el educador cálido y consolador que escucha atentamente y da apoyo emocional (como los amigos y familiares), y si bien hace sentirse comprendido y acogido al usuario, puede también hacerse cómplice de la problemática que pretende aliviar. A menudo sustituye e incapacita a las familias haciendo las cosas por ellas.

B) El confesor. Es el educador que reclama confianza ciega y “contarle todo” de nuestros problemas y dificultades, y aunque en un primer momento pueda servir de desahogo liberador, a la larga provoca una peligrosa dependencia y refuerza el sentimiento de culpa.

C) El amigo de pago. Es el educador amigable y humano que nos hace sentir a gusto y nos da buenos consejos como nos daría cualquier amigo, pero investido por la autoridad de su rol. Funciona un poco como un placebo, perfectamente prescindible si el problema es poco importante y claramente ineficaz si se trata de algo grave.

D) El acomplejado. Es el educador que abusa de su relación de poder con respecto al usuario para buscar en ese ejercicio compensación a sus frustraciones y carencias. Suele ser muy rígido y formal, salvo cuando pretende seducir.

E) El salvador. Es el educador abnegado y disponible las 24 horas del día, tan implicado en los problemas que llega a perder su poder terapéutico o educativo. Apreciado por la mayoría de usuarios, aunque ineficaz en los casos de usuarios chantajistas o cuyo sufrimiento tiende a ablandar al educador. Es el más propenso al burn out.

F) El predicador . Es el educador más atento a adoctrinar al usuario sobre su verdad y hacerle fiel seguidor de sí mismo que a procurar su autonomía. Frecuentemente genera grupos de usuarios con la misma problemática donde el sentido de pertenencia provoca dependencia y dificulta la emancipación.

¿En cuál de ellos me veo reflejado en ocasiones? Creo que es más fácil -como decía al principio- detectarlos en los demás que en uno mismo, pero hacerlo honestamente nos ayuda a mejorar. A mí, al menos, me sirve.
 
Pues el estilo personal del educador influye decisivamente en su práctica educativa, y un buen educador debería ser capaz de adoptar distintos roles en función de las necesidades del usuario o la familia y no rígidamente el mismo rol en función de las propias querencias, limitaciones, manías o rutinas.

Un ciudadano usuario de los Servicios Sociales tiene derecho a recibir de un educador prestaciones socioeducativas concretas y no simples gratificaciones, cálidos consuelos o sugerentes adoctrinamientos, y si su educador adopta de forma rígida uno de estos roles, es el momento de cambiar de profesional.

Pues el rol de educador por sí mismo no libera ni emancipa de los propios problemas de la persona que lo ejercita.

(Adaptado libremente del Manuale di sopravvivenza per psicopazienti de G. Nardone)

No hay comentarios:

Etiquetas

22 Febrero 2014 23-F a n whitehead abandono físico y negligencia adolescentes adolescentes con problemas adolescentes violentos adriano trescents Aikido alianza terapéutica annamaria campanini antonio machado antonio muñoz molina aprendizaje-servicio arte urbano asociación de educadores Las Alamedillas Asociación Iceas ASPA Benny Andersen bertrand russell buenas prácticas buenos tratos Carta a una maestra Carta de Servicios centros penitenciarios ciudad de los niños ciudad educadora ciudadanía coaching estratégico comunicación y relación terapéutica comunicación. relación de ayuda comunicar estratégicamente Convivencia CPEESM Creática crisis cuadernos de pedagogía cuestión de educación cultura de paz defensa de lo público democracia derechos desarrollo comunitario Desiderata Día Internacional Educación Social diálogo estratégico doposcuola Dora la Exploradora DYNAMO educacción educación Educación de calle educación para la paz Educación positiva educación social educador social educando educar Educar para el cambio El señor Klingsor elefante encadenado elisa balbi emociones Emolab Emprende Educa erich fromm escuela Escuela de Barbiana escuela de todos y para todos estado de bienestar etiquetaje éxito escolar Factoría Cultural faustino guerau feliz navidad Fernando Pessoa fernando savater Formación fracaso escolar francesco luppi gestión del estrés giorgio nardone Grupo 5 habilidades sociales hanna arendt I Congreso Internacional sobre Convivencia y Resolución de Conflictos en Contextos Socioeducativos identidad profesional Igualdad inadaptación social infancia informe foessa innovación educativa Instituto Psicología Avanzada inteligencia emocional intervención educativa intervención familiar intervención familiar estratégica intervención grupal intervención sistémica breve intervención socioeducativa Jaume Funes Javier Martín Hernández jean piaget Jesús Damián Fernández Jordi Évole Jorge Barudy jorge bucay Jornadas jóvenes julián rezola justicia justicia juvenil la kalle lecturas levi strauss libertad luis blanco laserna magia mallorca maltrato infantil Mandela Mapa del tesoro mara merino Marco Marchioni Marea Naranja maria moliner maria montessori mark beyebach mathew selekman mauro bolmida Max Ehrmann mediación menores en riesgo social menores infractores metodología michele dolci MIlani Miquel Castillo modelo estratégico necesidades de la infancia origami Otfried Preussler paciente paradoja de control y ayuda Parentalidad positiva paulo freire pejac perfiles de educador Pioneros pobreza prejuicios prevención protección de menores protección infancia psicología psicosoluciones qué es educar relación de ayuda RES resiliencia resolución de conflictos Revista de Educación Social RMI Roberta Mariotti Salvados San Valentín sanidad servicio de Educación Social servicios sociales servicios sociales para todos Soluciones Colaborativas Steve de Shazer terapia breve terapia breve estratégica terapia familiar todo lo que era sólido toni julià tonucci trabajo social trabajo social de calle uned Universidad Internacional de Valencia usuario valentín escudero Vencer resistencia al cambio VI congreso educación social Vicente Escudero victoria camps VII congreso educación social Violencia de Género visita a domicilio

Sígueme por Email y recibe las nuevas entradas