Con otra mirada...

Una de las cosas que me ha permitido el trabajar como educador social (con menores y familias en situación de riesgo, con personas sin hogar; tanto en el mundo asociativo como en recursos de protección a menores y apoyo a las familias) es conocer a un montón de gente maravillosa.

Con este blog quisiera abrir una ventana desde donde podáis asomaros al horizonte que se alcanza a ver desde aquí.

Habrá un espacio para la reflexión, personal y profesional, en una profesión donde se hace mucho pero poco se refleja por escrito. Habrá un espacio para la formación, con el ánimo de compartir lo aprendido en estos años de andadura y abrir juntos nuevos senderos. También para las lecturas, relacionadas directamente o no con la intervención educativa y social.

Pero sobre todo será un lugar privilegiado para compartir encuentros y experiencias en esta tarea apasionante de mejorar el mundo siendo mejores en el oficio de ayudar a otros a mejorar sus vidas.




16 de junio de 2017

Queremos acoger ya


Más de 100 entidades, entre asociaciones, ongs, sindicatos, movimientos sociales y partidos políticos se han unido para convocar una manifestación de apoyo a las personas refugiadas bajo el lema

 “Queremos acoger ¡ya! Basta de excusas. No más barreras”.

A través de esta manifestación, se quiere recordar que el próximo mes de septiembre finaliza el plazo para que España acoja a las 17.337 personas con las que se comprometió ante la Unión Europea. Hasta hoy sólo ha acogido al 7% de todas ellas, lo que sitúa a España en el primer puesto de falta de cumplimiento respecto al resto de los países europeos.


Mañana Sábado 17 de junio, a las 19:00 h  
de  Cibeles a la Plaza de España. 


Facebook: https://www.facebook.com/QueremosAcogerYa/ (@QueremosAcogerYa)

Twitter: https://twitter.com/AcogerYa
(@AcogerYa)

28 de mayo de 2017

Curso intervención con familias


 Una vez más, tengo el placer de invitaros a participar en el curso Educar para el cambio: estrategias de intervención con familias., que tendrá lugar los días 10 y 17 de junio en la sede del CPEESM.


El curso surge de la constatación de que cuando trabajamos con familias en riesgo a menudo debemos afrontar un desgaste emocional importante y realizar un gran esfuerzo que a veces choca con las resistencias al cambio de las propia familias. De ahí la necesidad de incorporar y desarrollar estrategias de intervención flexibles y rigurosas, así como la utilidad de aplicar técnicas de comunicación y solución de problemas que nos ayuden en la gestión de nuestras emociones al tiempo que nos ayuden a construir una relación de ayuda respetuosa y eficaz.
Los objetivos de esta formación son dar a conocer un modelo de intervención que ha demostrado su eficacia en nuestro ámbito e incorporar el uso de diversas técnicas de comunicación y de estrategias de intervención adaptadas a la realidad de cada participante, a través de una metodología participativa que combinará la exposición teórica con el trabajo práctico de casos, además de ejercicios de coaching y solución de problemas.


 

  1. Cambiar la mirada: el enfoque estratégico.
    Las 4 herejías del modelo estratégico. La lógica no ordinaria. El cambio estratégico. Cuando la solución complica el problema: las soluciones intentadas y las excepciones. Si hay un problema, existe una solución: los 7 pasos del método estratégico. 3 técnicas de problem solving (y una más).



  2. Descubrir a otros su poder para cambiar: intervención familiar estratégica.
    Atrapados en un círculo vicioso: modelos de interacción familiar disfuncional              ( hiperprotectora, democrático-permisiva, sacrificante, intermitente, delegante y autoritaria). Claves para la intervención. El triángulo familia-adolescente-profesional.                   Intervención familiar estratégica: análisis de casos prácticos.

  3. Comunicar para el cambio: habilidades de comunicación en la relación de ayuda.
    Los 5 axiomas de la comunicación: implicaciones prácticas. Cambiar yo para cambiar el mundo: la comunicación y la relación como vehículos del cambio. La receta de la bruja: estructura del diálogo fallido. Claves de comunicación persuasiva: el diálogo estratégico. Modelos de interacción en la relación de ayuda.



  4. Vencer sin combatir: el manejo de la resistencia al cambio.
    Los 4 tipos de resistencia al cambio. Estrategias de intervención. Análisis de las incapacidades primarias y estratégicas. Un trébol de 4 hojas: la gestión de las emociones. Cómo transformar los propios límites en recursos: herramientas de coaching estratégico.






EDUCAR PARA EL CAMBIO: ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN CON FAMILIAS


Duración: 20 horas

Fechas : 
Sábado 10 de Junio de 9:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 20:00 horas
Sábado 17 de Junio de 9:00 a 14:00 horas y de 15:30 a 20:00 horas

Lugar: Sede del CPEESM C/Augusto Figueroa 17 1º Drcha. Metro Chueca

Precio para colegiados/as CPEESM y resto de colegiados/as
de otros territorios miembro de CGCEES: 75€
Precio para no colegiados/as: 90€
Precio para desempleados/as: 15% dto sobre tarifa correspondiente



Formulario de inscripción

19 de mayo de 2017


Hace unos días acudo al domicilio de Antonia (nombre ficticio) con la idea de trabajar con ella determinados objetivos de su proyecto sociofamiliar (en este caso la sobreprotección a una niña excesivamente apocada y temerosa), pero el escenario es diferente del previsto, al estar en casa la niña en horario escolar, e inmediatamente debo adaptarme a la nueva situación (no voy a poder hacer un trabajo indirecto a través de la madre, como tenía planificado, pero sí uno directo con la niña -mostrando pautas a Antonia mediante el modelado- y además voy a darme cuenta del rol de protección impropio de su edad que ejerce la niña con respecto a la madre).

En una visita posterior, sin embargo, será la presencia imprevista de su hermano y tío de la niña, quien tras un cuestionamiento inicial de la utilidad para su hermana de la intervención del educador y de los Servicios Sociales en general, la que me permitirá comprender claves importantes de la interacción familiar e incluso incorporarle como colaborador de la propia intervención.



La visita a domicilio es una herramienta fundamental para la intervención con familias en situación de riesgo social y característica intrínseca de la educación social, definida en la Carta de Servicios del Servicio de Educación Social del Ayuntamiento de Madrid como:
  Atención a las familias en su domicilio para superar las dificultades de la vida familiar 
Mantener entrevistas familiares e individuales para abordar su situación y ayudar a mejorar sus competencias personales en relación con: 
  • la convivencia familiar
  • la organización doméstica
  • las habilidades para la crianza y educación de sus menores
  • la integración escolar
  • los cuidados de salud, alimentación e higiene
  • la ocupación del ocio y el tiempo libre
  • las relaciones sociales
 Para Valentín ESCUDERO (Guía práctica para la intervención familiar) es una herramienta eficaz y necesaria en la intervención con familias en situación de riesgo, siempre y cuando hagamos una buena planificación de la visita y sepamos gestionar algunos aspectos clave del contexto, como son:
- el manejo del tiempo
- el manejo del espacio 
- el establecimiento de reglas de control de las conductas
- la formalización del cierre de la entrevista






Annamaria CAMPANINI y Francesco LUPPI  (Servicio social y modelo sistémico) advierten de la necesidad de centrar la intervención en la capacitación parental de la familia aunque el objetivo sea la protección de los menores, así como clarificar desde el inicio el significado que tiene para la familia la llegada de un profesional al domicilio, las expectativas que suscita, los objetivos de la intervención y su duración.
 Y señalan como elementos a considerar:
- la redefinición de los roles familiares ante la intervención, que puede activar los recursos familiares o ser utilizada como elemento de triangulación dentro del propio sistema familiar y desactivar su capacidad de provocar cambios
- la paradójica relación entre el profesional y la familia: entre la ayuda y el control, entre la constatación de una cierta incapacidad y la confianza en la capacidad para superar las dificultades existentes
- las diferentes visiones del problema: Servicios Sociales/ educador social/ familia, que hacen necesario el establecimiento de cauces de comunicación, devolución y reajuste entre los distintos profesionales y la propia familia.

Yo destacaría que en la intervención educativa en el domicilio familiar:

- jugamos en su terreno, con la ventaja de que los miembros de la familia se muestran como son, en una situación de mayor control (y seguridad) para ellos, que nos permite trabajar a su ritmo pero donde la sensación de control (y de seguridad) en cambio es menor para el educador, y donde las distorsiones pueden ser mayores (desde el ruido de la televisión o la radio, al consumo de comida, alcohol o tabaco o la presencia de otras personas e incluso de mascotas como perros y gatos, pero también de insectos como chinches, garrapatas, cucarachas...que exigen medidas de autoprotección).
- tenemos acceso a información privilegiada sobre la convivencia familiar y la organización doméstica, pero que este privilegio exige una aceptación previa por parte de la familia (en este sentido, las visitas por sorpresa se enmarcan en un contexto de control que dificulta la relación de ayuda y levanta las resistencias de la familia, bloqueando la intervención) así como también el respeto a su intimidad y el conocimiento y consideración de pautas culturales diversas que nos pueden chocar.
- podemos aprovechar la oportunidad de una intervención más espontánea y menos formal en el propio entorno natural de la familia, donde podemos detectar de primera mano soluciones intentadas disfuncionales del sistema familiar  e introducir cambios en la interacción a través del propio diálogo con la familia pero también del modelado a la hora de establecer reglas y límites o crear acuerdos y compromisos.
- debemos ser capaces de manejar la imprevisibilidad: corremos el riesgo de salirnos del guión y alejarnos de los objetivos previstos, ya sea porque nos convirtamos en un simple invitado desvirtuando el carácter profesional de la intervención o porque nos veamos envueltos en el juego de interacción familiar siendo usados como aliado o como excusa por algún miembro de la familia,  pero también gozamos de la oportunidad de aprovechar lo inesperado (actores desconocidos, circunstancias sobrevenidas...que se revelan como recursos de la familia desconocidos hasta ese momento por nosotros y que pueden y deben usarse a favor del cambio)

2 de mayo de 2017

Modelos de familia


Todas las familias felices se parecen unas a otras,
cada familia desdichada lo es a su manera”.
(LeónTolstoy, Ana Karenina)

Aunque tengamos que llevar la contraria al genial novelista ruso, del estudio de miles de casos en intervención en el Centro de Terapia Estratégica de Arezzo sí que se desprenden ciertas regularidades en el modo en que las familias son desdichadas.

La familia funciona como un sistema cibernético gobernado por reglas, dentro del cual sus miembros tienden a comportarse de forma organizada y repetitiva. Estas reglas son normas implícitas y explícitas que limitan las interacciones en aras de la estabilidad.

Si las reglas son demasiado rígidas se generan “juegos sin fin” o círculos viciosos de los que no se consigue salir porque nadie es capaz de cambiar las reglas y entonces el sistema se vuelve patológico, como un disco rayado.

Los problemas y las patologías surgen cuando la comunicación entre el menor y su familia se vuelve disfuncional y obstaculiza en lugar de favorecer el proceso de progresiva autonomía e independencia del niño, generando sucesivas crisis que suelen tener especial incidencia durante el periodo de la adolescencia.

Como decíamos antes, el terapeuta Giorgio Nardone y sus colaboradores han encontrado seis modelos recurrentes de interacción que dan lugar a problemas entre padres e hijos.

De mayor a menor frecuencia:


Hiperprotectora
  1. Hiperprotectora: ponerse en lugar de los hijos frágiles 
    o “la profecía que se autorrealiza”.








    Democrático-permisiva

  2. Democrático-permisiva: padres e hijos son amigos 
    o “la falta de autoridad”.








    Sacrificante
      
    3. Sacrificante: los padres se sacrifican constantemente  

        por dar el máximo a los hijos y viceversa 
        o “el sacrificio te hace bueno”.







    Intermitente


     4. Intermitente: los miembros de la familia oscilan de  
          un modelo a otro 

           o “de todos modos estás equivocado”.






    5.  Delegante: los padres delegan en los demás su papel 
    Delegante
       de guía
       o “no cuentes conmigo”.









    Autoritaria

    6. Autoritaria: los padres ejercen el poder de manera decidida y rígida                                                                         o “el más fuerte es el que manda”.









   Las familias funcionan como actores encasillados que repiten una desdichada función infinita sin conseguir salir de ella, y para la educadora o educador que trabaja con ellas es de una enorme utilidad detectar estos guiones redundantes y las soluciones intentadas que los acompañan, pues también nos proporcionan las claves para descubrir a las familias el modo en que pueden escapar a este círculo vicioso de infelicidad e insatisfacción.
















  • BLANCO LASERNA, L. (2017) “Educando ando: Coaching estratégico y parentalidad positiva”, RES, 24, 857-870.
  • BLANCO LASERNA, L., GARCÍA ROQUE, J.L. y MERINO M. (2014) “Café en familia: familias educando a familias”, RES, 18
  • MERINO, M., VILA, N. y QUEROL, R. (2009) “El Servicio Especializado de Atención a Familia e Infancia de Benifaió: un estudio sobre modelos de familia e intervención estratégica en Servicios Sociales”, VI Congreso de la Asociación Española para la Investigación y Desarrollo de la Terapia Familiar, Santander.
  • NARDONE, G., GIANNOTTI, E. y ROCCHI, R. (2003) Modelos de familia, Barcelona, Herder.
  • NARDONE, G. (2015) Ayudar a los padres a ayudar a los hijos: Problemas y soluciones para el ciclo de la vida, Barcelona, Herder.
  • NARDONE G. Y BOLMIDA, M. (2008) “Retrato de dos modelos de familia”, Cuadernos de Pedagogía, 378, 52-56.

27 de abril de 2017

El juego de la vida (I)



El ser humano, a diferencia del resto de los animales (perfectamente acabados en su elástica finitud) es un ser incompleto, imperfecto, y, por tanto, libre.

Los seres humanos somos la especie animal cuyas crías tienen un periodo más largo de dependencia de los individuos adultos, lo cual entraña mayores posibilidades de desarrollo (el lenguaje, la cultura) pero también un periodo de vulnerabilidad más prolongado. 

Esa vulnerabilidad, común a todos nosotros, viene salvada por la protección que proporcionan la familia (en primer lugar los padres, que son los primeros responsables de su venida al mundo) y el resto de adultos de la sociedad. 

Como nos recuerda el proverbio africano: "Para educar a un niño, hace falta la tribu entera".

Del nacimiento a la primera infancia, donde el ámbito de crecimiento y desarrollo se centra en la familia y el hogar y el aprendizaje se realiza fundamentalmente a través del juego, pasando por la segunda infancia, donde se produce la socialización en la escuela y se hacen los primeros amigos, hasta la adolescencia, donde el centro de gravedad se desplaza de los adultos al grupo de iguales, y a la exploración de la propia autonomía fuera del hogar, incluyendo la sexualidad, y finalmente la juventud, con el acceso al mundo laboral y familiar.



Pero en el juego de la vida no todos juegan con las mismas cartas: algunos comienzan el juego ya con las mejores cartas, y no sólo modifican las reglas a su antojo, sino que encima hacen trampas todavía.

Bien lo sabe el multimillonario Warren Buffett, cuando afirma que la lucha de clases existe, y que es una guerra donde los ricos están ganando frente a los pobres.

Podemos dar por hecho que es así y resignarnos (o aun culpar al que no alcanza el "éxito" por su falta de esfuerzo o ambición), podemos echar la culpa al otro y diferente (póngase aquí "los inmigrantes" -vagos, violadores, terroristas-, o "las élites" -aprovechados, corruptos, inmorales-...como hacen los demagogos de izquierda y de derecha excitando las pasiones del miedo y el odio y atizando el victimismo para presentarse como salvadores con el solo objeto de alcanzar el poder y hacer su lucro), podemos cambiar las reglas y repartir mejor las cartas (objetivo de la política en democracia), y podemos además mejorar el juego de quienes comienzan en peores condiciones de partida, empoderarles para que saquen el mejor partido posible a sus cartas, accedan a aquellas de las que estaban excluidos y conozcan y puedan hacer respetar las reglas (papel de la educación social y el trabajo social, en la acción conjunta de administración pública e iniciativa social).

Etiquetas

22 Febrero 2014 23-F a n whitehead abandono físico y negligencia adolescentes adolescentes con problemas adolescentes violentos adriano trescents Aikido alianza terapéutica annamaria campanini antonio machado antonio muñoz molina aprendizaje-servicio arte urbano asociación de educadores Las Alamedillas Asociación Iceas ASPA Benny Andersen bertrand russell buenas prácticas buenos tratos Carta a una maestra Carta de Servicios centros penitenciarios ciudad de los niños ciudad educadora ciudadanía coaching estratégico comunicación y relación terapéutica comunicación. relación de ayuda comunicar estratégicamente Convivencia CPEESM crisis cuadernos de pedagogía cuestión de educación cultura de paz defensa de lo público democracia derechos desarrollo comunitario Desiderata diálogo estratégico doposcuola Dora la Exploradora DYNAMO educacción educación Educación de calle educación para la paz educación social educador social educar Educar para el cambio El señor Klingsor elefante encadenado elisa balbi erich fromm escuela Escuela de Barbiana escuela de todos y para todos estado de bienestar etiquetaje éxito escolar faustino guerau feliz navidad Fernando Pessoa fernando savater Formación fracaso escolar francesco luppi giorgio nardone Grupo 5 habilidades sociales hanna arendt I Congreso Internacional sobre Convivencia y Resolución de Conflictos en Contextos Socioeducativos identidad profesional Igualdad inadaptación social infancia informe foessa Instituto Psicología Avanzada intervención educativa intervención familiar intervención familiar estratégica intervención grupal intervención sistémica breve intervención socioeducativa Jaume Funes Javier Martín Hernández jean piaget Jesús Damián Fernández Jordi Évole Jorge Barudy jorge bucay Jornadas jóvenes julián rezola justicia justicia juvenil la kalle lecturas levi strauss libertad luis blanco laserna magia mallorca maltrato infantil Mandela Mapa del tesoro mara merino Marco Marchioni Marea Naranja maria moliner maria montessori mark beyebach mathew selekman mauro bolmida Max Ehrmann mediación menores en riesgo social menores infractores metodología michele dolci MIlani Miquel Castillo modelo estratégico necesidades de la infancia Otfried Preussler paradoja de control y ayuda Parentalidad positiva paulo freire pejac perfiles de educador Pioneros pobreza prejuicios prevención protección de menores protección infancia psicosoluciones qué es educar relación de ayuda RES resiliencia resolución de conflictos Revista de Educación Social RMI Roberta Mariotti Salvados San Valentín sanidad servicio de Educación Social servicios sociales servicios sociales para todos Soluciones Colaborativas Steve de Shazer terapia breve terapia breve estratégica terapia familiar todo lo que era sólido toni julià tonucci trabajo social trabajo social de calle uned Universidad Internacional de Valencia valentín escudero Vencer resistencia al cambio VI congreso educación social Vicente Escudero victoria camps VII congreso educación social Violencia de Género visita a domicilio

Sígueme por Email y recibe las nuevas entradas